Brocoli. Las recetas

Todas las recetas con brocoli

Pasta con brocoli

Pasta con brocoli

Este es uno de los platos de pasta más fáciles que hago para mi familia, lo hago al menos dos veces al mes cuando necesito una comida o cena rápida y sencilla.

Con brócoli, pasta, pocos ingredientes más y sólo una olla, esta receta se prepara de principio a fin en menos de 30 minutos.

Es muy poco probable que el brócoli esté en la lista de favoritos de muchas personas, pero oye, es muy bueno para tu salud, así que de vez en cuando hay que hacer un esfuerzo y cuidarnos un poco más.

También es un plato que llena, satisface y tiene un refrescante sabor a ajo, ideal para el verano, o al menos para fingir que es verano.

Algunos consejos rápidos para hacer este plato perfecto cada vez.

No cocines demasiado la pasta, no hay nada peor que la pasta blanda. Reserva un poco del agua de cocción de la pasta antes de escurrirla, luego la volverás a añadir sin necesidad de añadir demasiado aceite.

No cocines demasiado el brócoli, no sólo la textura se vuelve suave y blanda, sino que también pierde su poder nutricional.

Y lo más importante, ¡utiliza un buen queso! Me gusta el Pecorino Romano o el Parmigiano Reggiano, no escatimes en queso, el sabor no es lo mismo.

Si te gustan las especias, agrega una o media guindilla para darle un toque picante.

TIEMPO TOTAL: 30 minutos

INGREDIENTES:

  • 340 g de pasta cruda, cualquier variedad
  • 1 brócoli, cortado en floretes, sin tallos
  • 5 dientes de ajo, machacados y picados
  • 30 g de parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, divididas
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto

INSTRUCCIONES:

Ponemos a hervir una olla grande de agua salada. Cuando el agua empiece a hervir, agregamos la pasta y el brócoli al mismo tiempo, y los cocinamos de acuerdo a las instrucciones del paquete para la pasta al dente.

Cuando haya finalizado el tiempo de cocción, escurrimos la pasta y el brócoli, reservando aproximadamente 250 ml del agua de cocción.

Volvemos a poner la olla a calentar a fuego alto. Agregamos 1 cucharada de aceite de oliva y, cuando esté caliente, añadimos el ajo, cocinándolo hasta que esté dorado, un minuto aproximadamente.

Reducimos la temperatura a fuego lento y añadimos la pasta y el brócoli a la olla, mezclándolo bien. Incorporamos el resto del aceite de oliva, el queso rallado, sal y pimienta negra al gusto, mezclándolo bien y machacando los trozos grandes de brócoli para romperlos.

Vertemos la mitad del agua de cocción que habíamos reservado y lo removemos bien, agregando más si es necesario. Dejamos que se cocine medio minuto aproximadamente, hasta que se consuma el caldo.

Probamos y comprobamos la sal y la pimienta, agregando más si lo necesita. Servimos la pasta en platos individuales y espolvoreamos más queso rallado por encima.

Beneficios para la salud del plato

El brócoli contiene notables niveles de vitamina K, A, B1, B2, B3, B6, fibra, hierro, zinc... y la lista continúa.

Cada uno de ellos es muy deseado e importante para el cuerpo, y nos ayudan a prevenir el cáncer, mejorar nuestra salud cardiovascular mediante la reducción del colesterol, nos dan apoyo digestivo, ayuda antioxidante.... y eso es sólo el comienzo.

Suena como si valiera la pena comer brócoli de vez en cuando.

El brócoli es también una sorprendente fuente de proteínas, aunque incompleta. No contiene todos los aminoácidos necesarios para ser considerado como una proteína.