Brocoli. Las recetas

Todas las recetas con brocoli

Croquetas de brocoli

Croquetas de brocoli

Estas croquetas crujientes son un gran aperitivo para cualquier tipo de público. Es una combinación de brócoli y patata, pero también tiene queso, por lo que es una mezcla deliciosa.

El suave sabor de la patata equilibra el amargor del brócoli, y el queso aporta jugosidad y brillo al sabor.

Se puede preparar fácilmente con antelación para que cuando lleguen tus invitados puedas simplemente freírlas u hornearlas si así lo deseas.

Y mojadas en la salsa cremosa que os propongo, las croquetas se elevan a un nivel superior.

Además de ser un aperitivo delicioso, es una forma de introducir más verduras a la dieta de tus hijos, ya que el brócoli está camuflado entre ingredientes que le gustan más, y ni siquiera lo notarán.

Esta es la receta que espero que disfruten.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 15 min

TIEMPO DE COCCIÓN: 30 min

Ingredientes para 12 unidades

  • 400 g de patatas harinosas grandes cortadas por la mitad
  • 150 g de brócoli en ramilletes
  • 1 yema de huevo M
  • 40 g de queso cheddar, rallado
  • 60 g de pan rallado
  • 20 g de harina
  • 2 huevos M, batidos
  • 100 g de panko o semillas de sésamo
  • Aceite de oliva virgen extra, para freír

Para la salsa cremosa:

  • 100 g de queso cremoso
  • 50 g de yogur natural
  • 1 cucharada de cebollino, picado
  • 1-2 cucharadas de leche entera, si es necesario

Preparación

Pon las patatas en una cazuela mediana cubiertas de agua, y caliéntalas a fuego alto, hasta que empiecen a hervir. Después reduce el fuego para que se cocinen lentamente durante 14-16 minutos, hasta que estén completamente cocidas.

Para comprobar el punto de cocción, pica una patata con un cuchillo, que deberá de entrar fácilmente.

Escurre las patatas y vuelve a ponerlas en la cazuela a fuego lento, cocinándolas un par de minutos, revolviendo constantemente. Esto eliminará el exceso de humedad de las patatas. Tritura las patatas con un prensa patatas.

Mientras tanto, pon a hervir otra cazuela pequeña con agua. Añade el brócoli y cocínalo a fuego lento durante 6-7 minutos, o hasta que esté tierno. Escúrrelo bien y sécalo con papel de cocina (es importante hacerlo bien, ya que el exceso de agua hará que las croquetas se humedezcan un poco).

Trocea el brócoli y añádelo a las patatas, con la yema de huevo, el queso y el pan rallado. Mézclalo bien para que la masa sea homogénea.

Divide la mezcla en 12 bolas iguales, y dale forma en forma de cilindro. Deja que enfríen y se endurezcan durante 10 minutos en el congelador.

Mientras tanto, haz la salsa. Pon el queso cremoso, el yogur y el cebollino en un bol y mézclalo hasta obtener una consistencia suave, agregando la leche si quieres aligerar la salsa.

Reparte la harina, los huevos batidos y el panko (o las semillas de sésamo) en tres platos diferentes. Pasa las croquetas primero por harina, luego sumérgelas en el huevo batido y termina pasándolas por el panko.

Calienta el aceite en una sartén antiadherente grande, hasta que el aceite esté bien caliente, y fríe las croquetas a fuego medio-alto durante 4-5 minutos, dándoles la vuelta con frecuencia para que adquieran un color dorado uniforme por todos los lados.

Escurre las croquetas en papel de cocina y sírvelas con la salsa de queso cremoso.

Notas de la receta

Para que las patatas y el brócoli no se queden con humedad, también puedes cocinarlos al vapor.