Brocoli. Las recetas

Todas las recetas con brocoli

Brócoli con rigatoni y salchichas

Si quieres ponerle un toque internacional a tu mesa y sorprender a tu familia o a unos comensales que estén de visita, te vamos a recomendar un delicioso y nutritivo plato donde el brócoli tiene un papel muy importante. Se trata de un plato de inspiración italiana compuesto por brócoli, rigatoni y salchichas.

Para elaboración de este plato necesitaremos:

Brócoli con rigatoni y salchichas
  • 500 gramos de rigatoni (mejor si es de pasta fresca)
  • 4 cabezas de brócoli cortado en trozos.
  • 3 dientes de ajo picados.
  • 2 cucharadas de zumo de limón recién exprimido.
  • 1 cucharada de ralladura de cáscara de limón.
  • 4 filetes de anchoa picados.
  • 500 gramos de salchicha italiana (sin la piel)
  • Queso rallado parmesano.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal gruesa y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

Pondremos a hervir agua en una cazuela de gran tamaño y cuando rompa a hervir añadiremos un chorro de aceite de oliva y un poco de sal. Coceremos la pasta según las recomendaciones de fabricante.

En los dos últimos minutos de cocción incorporaremos el brócoli cortado en trozos y los cocinaremos hasta que estén tiernos y cuenten con color verde brillante. Escurriremos el agua de la pasta, pero la reservaremos.

En un tazón o bol mezclaremos el ajo (que habremos picado muy fino), la ralladura y las cucharadas de zumo del limón, 1/2 cucharadita de sal, 1/4 cucharadita de pimienta y las anchoas. Lo removeremos bien para que se mezclen los sabores y reservaremos.

Con la misma agua de cocer la pasta (que seguramente no será mucha) y el brócoli coceremos la salchicha a fuego fuerte durante unos 10 minutos, separando la carne con una cuchara de madera hasta que se haga.

Después incorporaremos el brócoli y la pasta, removeremos bien y dejaremos que se siga haciendo todo. Poco a poco veremos cómo el agua va evaporándose, en este momento echaremos el majado que tenemos reservado y removeremos bien.

Emplataremos y espolvorearemos con queso rallado por encima y ya estará listo para comer. ¡Buen provecho!

Consejos

Si no encontramos los rigatoni en el mercado siempre se puede utilizar otra clase de pasta como macarrones o cualquier otro formato que nos guste.

Además, si queremos que tenga un sabor mucho mejor, lo que podemos hacer es comprar pasta al huevo o incluso mejor, pasta fresca, la cual podemos encontrar en tiendas gourmets o en el pasillo de cocina internacional de las grandes superficies.