Brocoli. Las recetas

Todas las recetas con brocoli

Brócoli con bechamel

No hay nada mejor que utilizar un acompañamiento para un ingrediente como es el brócoli, amado por muchos y denostado por otros, pero a fin de cuentas un alimento sano que podemos degustar de mil y una formas diferentes para que no sepa sólo a brócoli.

Una buena idea para disfrutar de su sabor es acompañarlo de algo tan delicioso como es la bechamel, con la que conseguiremos hacer un plato delicioso en muy poco tiempo y sin apenas esfuerzo.

Brócoli con bechamel

Para su elaboración necesitaremos estos ingredientes:

  • 1 kilo de brócoli.
  • 1 1/2 cucharada de mantequilla sin sal.
  • 1/2 cucharada de harina.
  • 1 taza de leche.
  • 2 cucharadas de queso cheddar rallado
  • Sal gruesa (a discreción)

Modo de elaboración

Lavaremos el brócoli y lo secaremos bien, intentando eliminar cualquier resto de humedad. Lo cortaremos en trozos y reservaremos. Llenaremos un bol de agua y metermos unos cuantos cubitos de hielo y también lo reservaremos.

En una cazuela de tamaño medio pondremos 2 litros de agua a hervir con sal y cuando rompa a hervir incorporaremos el brócoli y lo dejaremos durante 3 minutos aproximadamente. Cuando pase ese tiempo, con una espumadera sacaremos el brócoli y lo meteremos directamente en el bol de agua con hielo que tenemos reservado.

De esta forma cortaremos inmediatamente la cocción y cuando esté frío lo escurriremos, dejaremos sobre un paño de cocina y papel absorbente para retirar el exceso de agua.

Mientras se seca derretiremos la mantequilla en un cazo a fuego medio, añadiremos la harina y cocinaremos removiendo sin parar durante unos 30 segundos. Iremos incorporando poco a poco la leche mientras seguimos removiendo y cocinaremos hasta que se cree una masa cremosa, algo que nos llevará aproximadamente unos 5 minutos.

Tras ese tiempo salpimentaremos al gusto y echaremos el queso para que se derrita. Ahora ya solo nos quedará poner el brócoli en una bandeja y cubrirlo todo con la bechamel, espolvorear más queso rallado por encima y meterlo al horno a 200 grados durante unos 10 minutos y ya estará el plato finalizado, listo para servir.

Consejos

Si no queremos hacer la bechamel en casa, por muy sencilla que sea, en el mercado podemos encontrar muchas salsas bechamel preparadas, aunque para este plato lo mejor es que elijamos aquellas que sean de mejor calidad, aunque paguemos unos cuantos céntimos más, pero merecerá mucho la pena probar este plato con los mejores ingredientes.