Brocoli. Las recetas

Todas las recetas con brocoli

Brócoli con pollo

Actualmente podemos encontrar un gran número de recetas con brócoli para hacer que sea un ingrediente menos aburrido de comer y se convierta en una estupenda guarnición con un sabor diferente.

Una de ellas es la que vamos a compartir contigo en esta entrada, una deliciosa receta de brócoli con pollo, con la que descubrirás que al final, el brócoli puede pasar a formar parte de tu recetario con más frecuencia.

Brócoli con pollo

Para preparar este plato necesitarás estos ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo grandes.
  • 350 gramos de brócoli.
  • Salsa de soja.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Modo de elaboración

Lavamos el brócoli y lo coceremos durante unos 10 minutos, con lo que conseguiremos que quede tierno y con un color verde intenso muy apetitoso. Cuando esté listo lo reservaremos y continuaremos con la receta.

Limpiamos las pechugas de pollo de cualquier resto de grasa que pudiera tener y la cortamos en tiras, aunque no es obligatorio, siempre que sean trozos. Salpimentaremos los trozos de pechuga de pollo y echaremos un poco de aceite de oliva en una sartén, saltearemos las pechugas y las dejaremos hasta que estén doradas.

Una vez doradas echamos el brócoli y lo salteamos todo a fuego suave durante unos 3 minutos más o menos, pero siempre con el fuego al mínimo, porque el brócoli puede quemarse y su sabor no sería agradable. Echaremos un buen chorro de salsa de soja y lo removeremos bien para que se mezclen a la perfección los sabores.

Después ya podremos servir y acompañar de perejil fresco recién picado por encima y podremos probar de una forma completamente diferente y deliciosa un alimento tan san como el brócoli, acompañado de pollo, con un plato que no tiene demasiadas calorías, ideal para todas aquellas personas a las que les gusta comer equilibrado.

Consejos

Hay que destacar que no hemos utilizador sal en este plato dado que la salsa de soja ya contiene una alta cantidad, por lo que nos ahorraremos que este plato nos quede salado, aunque podemos elegir salsa de soja sin sal y utilizar la cantidad de sal que nosotros queramos.

También podemos incorporar ajo y cebolla a esta elaboración, con lo que darle el tradicional sabor de un buen refrito, acompañarlo de bechamel, picante o cualquier otro ingrediente que combine bien con el pollo y el brócoli, siempre se pueden crear combinaciones diferentes, manteniendo la misma base, será un plato completamente personalizado.